sábado, 28 de noviembre de 2015

Trátalos como perros



O como personas.

Si enseñas o educas, eres formador o maestro/a… no importa. Hay dos formas de tratar a tus alumnos.

Trátalos como personas, con un juicio racional, capaces de tomar decisiones. No les enseñes respuestas a preguntas ya hechas, y tampoco les hagas elaborar respuestas a preguntas que nunca se plantearon (1*). Oblígales a que decidan, a que escojan su camino, construyan su futuro construyendo su presente. Son ciudadanos digitales, que participan en las decisiones colectivas, encontrando críticamente la información relevante pero también contribuyendo a crear el conocimiento colectivo (2*). Nos les acostumbres a permanecer sentados escuchándote, con sus ojos abiertos, pasivamente encadenados a su pupitre sin capacidad para reaccionar como peces de colores en una gran pecera llamada aula (3*). Por el contrario, haz que su experiencia de la escuela sea la de un espacio de creación, libre, en el que dtoman decisiones de las que serán responsables, para bien y para mal.

Trátalos como personas. Pero también podrías escoger otra opción:

Trátalos como perros. Adiéstralos, enséñales conductas que tu mismo/a aprendiste de tus maestros. Hazles repetir o regálales premios, insignias: la clase será un divertido juego en el que aprenderán muchas cosas que todos creemos útiles para la vida (4*). No necesitarán aprender a traerte la pelota pero sí a escribir como tú crees que hay que escribir. Deja el ejercicio de saltar por el aro y concéntrate en hacerles leer los libros que todos sabemos que les convienen. No les dejes elegir, tomar decisiones, construir su currículum ni construir su camino en la vida. Eso sí, adáptate a cada alumno/a, considera a los diferentes, ofréceles juegos diferentes (5*). A fin de cuentas no son iguales un labrador que un caniche. Estudia la psicología de tus alumnos, aprende cómo reaccionarán y hazles felices en un mundo feliz (6*).

No hablo de tratar a tus alumnos/as a patadas, con disciplinas impuestas o reglas cuartelarias. Hablo de tratarlos como perros, como amigos del hombre, educarlos con premios (y ¿quizás algún castigo? ¿o no?), hacerles que se sientan felices. Perros felices.

Trátalos como perros…

Y obtendrás perros.




ACLARACIÓN
En otras entradas siempre he preferido el respeto que proporciona el trato de “usted” a la proximidad que obtenemos al hablarnos de “tu”. En ésta no ha sido así. Pero Vd. no es un perro: si le intriga el porqué, busque su respuesta.




DEDICATORIA:
Quería dedicar esta entrada a tantos alumnos que, a pesar de haber sido educados como perros, supieron convertirse en personas. Pero finalmente creo que haré una dedicatoria a Luki, Duna y Kala, esos tres perros a los que eduqué como perros, vivieron felices en casa, amigos fieles como pocos, y que, cuando me miraban directamente, con sus ojos inteligentes y llenos de vida, parecían decirme: “Nosotros también podemos ir más lejos”.




NOTAS
(para no repetir lo ya dicho)

1
Preguntas y respuestas en el siglo XXI
http://basiletic.blogspot.com.es/2014/08/preguntas-y-respuestas-en-el-siglo-xxi.html

2
¿Sus alumnos son ciudadanos digitales responsables? Nueve claves.
http://basiletic.blogspot.com.es/2015/10/sus-alumnos-son-ciudadanos-digitales.html

3
Peces de colores. ¿Le escuchan sus alumnos?
http://basiletic.blogspot.com.es/2015/09/peces-de-colores-le-escuchan-sus-alumnos.html

4
Gamificar está de moda. Donde encontrar información.
http://basiletic.blogspot.com.es/2013/10/gamificar-esta-de-moda-donde-encontrar.html

5
No basta con que sea de su talla (Adaptive shoes)
http://basiletic.blogspot.com.es/2014/08/no-basta-con-que-sea-de-su-talla.html

6
Felizmente, Aldous Huxley nunca acertó en su novela.

IMAGEN
David Locke: dog.
https://www.flickr.com/photos/davidlocke/3600836516
Distribuida bajo una licencia Creative Commons:
https://creativecommons.org/licenses/by/2.0/



miércoles, 25 de noviembre de 2015

Educadores distraídos

Y es que, al distraernos, nos olvidamos de educar.

¿Con qué nos distraemos? Con las clases que damos, las tareas que encargamos, los trabajos que corregimos, los exámenes que aplicamos y todas esas cosas. Y si no lo cree, siga leyendo.

Carol Dweck se ha hecho famosa por su teoría del pensamiento fijo y el pensamiento en crecimiento. Pero ella cree que no siempre se le ha interpretado bien. En su columna "Education by the Numbers", Jill Barshay (1*) lo explica en detalle. Pero básicamente lo que dice es que el mero esfuerzo no refleja un pensamiento en crecimiento.

La situación no es cómo cuando desarrollamos musculatura: el esfuerzo la desarrolla cuando practicamos un ejercicio por el mero hecho de practicarlo. Pero un niño o niña que se esfuerza en clase y no consigue resultados no debe ser simplemente alabado por su dedicación. No basta decirle “buen intento”. Hay que sentarse con él o ella y reflexionar porqué no ha conseguido resultados.

El fracaso, el error, no son por sí mismos un proceso de aprendizaje: el aprendizaje se produce cuando hay una reflexión sobre el propio trabajo y las causas del fracaso. Al final esto deberá traducirse en nuevas estrategias que le lleven al éxito.

En resumen, como tantas veces, hemos de volver a la metacognición y a un aprendizaje humano que no puede reducirse a concepciones simplistas o mecanicistas. Al final, si Vd. es maestro, maestra, educador o educadora, su tarea le debe llevar a sentarse con su alumno y ayudarle a mejorar, a ir más lejos.

Lo demás, “largar” información o “explicar conceptos”, poner deberes o tareas, corregir trabajos o exámenes, vigilar exámenes, y tantas otras actividades que parecen conformar nuestro trabajo no son sino distractores que nos apartan de esos momentos en que, sentados con nuestros alumnos, nos convertimos de verdad en educadores.

Y es que, claro, al distraernos, nos olvidamos de educar.




(1*)
Barchay, Jill (2015). Growth mindset guru Carol Dweck says teachers and parents often use her research incorrectly. The Hechinger Report, 23/11/2015
http://hechingerreport.org/growth-mindset-guru-carol-dweck-says-teachers-and-parents-often-use-her-research-incorrectly/


IMAGEN
Marques, Thiago: Brincando com os bonecos (jugando con los muñecos).
https://www.flickr.com/photos/pistigriloxp/14846700745
Distribuida bajo licencia Creative Commons
https://creativecommons.org/licenses/by-nc-sa/2.0/

lunes, 23 de noviembre de 2015

Algo que aprender de Finlandia

Desde que en Finlandia sacaron buenas notas en PISA, siempre es un ejemplo a imitar (1*). Se ha generalizado (en particular en la prensa) que el mejor argumento a favor de alguna opción educativa parece ser imitar a Finlandia (o Singapur o Corea). Y eso me recuerda mis vacaciones en ese país.

Ya antes de ir me habían hablado del “confortable silencio finlandés”. Y lo comprobé nada más llegar. Descendimos del coche con el que nos había recogido el padre de la familia con la que íbamos a vivir un mes, bajamos las maletas, y nos quedamos allí en silencio frente a nuestros anfitriones finlandeses, mirándonos como estúpidos, sonriendo y en silencio. Nos parecía feo tomar la iniciativa de entrar en una casa que no era nuestra. Finalmente entramos. Esta escena la vimos repetida en restaurantes, fiestas, … ellos o ellas, sentados en silencio, “compartiendo el silencio”.  Imagínese por un momento esa escena en un restaurante español. ¿Qué? ¿que hable más alto que no me oye?.



Pero sí, creo que sí que hay algo que aprender de Finlandia: aprender a buscar las respuestas a los problemas de nuestro sistema educativo, pero no a imitar las respuestas que dieron a los problemas del suyo. Porque ¿se parecen ambos países?:

  • La herencia política (Socialismo democrático vs. Dictadura y democracia capitalista)
  • El clima y las culturas familiares asociadas (la vida en la calle, en los espacios públicos, en los espacios compartidos y en la propia vivienda).
  • La distribución geográfica de la población (el contacto y comunicación con los vecinos, la privacidad y la identidad individual)
  • La tradición cultural vinculada con las creencias religiosas y las correspondientes actitudes ante el trabajo o la toma de decisiones por ejemplo (católicos vs. Protestantes)


Bueno, a poco que nos pongamos a pensar Finlandia me parece un país muy distinto de España, con problemas diferentes, actitudes diferentes, valores diferentes, costumbres diferentes, …. Claro que a lo mejor nos parecemos más a los coreanos, ¿no?



IMAGEN
Del autor, distribuida bajo licencia CC
Y sí, lo juro: las tres mesas estaban en silencio.

(1*)
Esta entrada se escribe a raíz de un artículo en El Mundo, en el que mezcla patatas con peras, pero que contiene dos inefables tablas en las que España se sitúa al nivel de Finlandia sin que se sepa muy bien si eso es bueno o malo:





miércoles, 18 de noviembre de 2015

10 vídeos que todo educador/a debería ver

Y también todo aspirante a serlo.

La selección la hizo “stateoftheart” (1*) y, sí, en efecto, mi primera reacción fue escéptica. Pero al revisarlos creo que es una muy excelente selección de diez charlas TED (¡gracias, Creatubbles!). No son los diez mandamientos ni están escritos en piedra, pero, valen la pena.

¿No se lo cree? Repase el listado de los 10 títulos escogidos:

1. Cada niño necesita un campeón (con lenguaje made in USA, pero sí, cada niño necesita un líder que le acompañe).




2. La educación dirigida por el niño (Mitra, claro, y su educación mínimamente invasiva).





3. Enseñe artes y ciencias a la vez (el STEAM que tanta fuerza está adquiriendo).





4. Enseñe a los profesores como crear magia (y sí, si no somos capaces de despertar la curiosidad y el interés por lo que hacemos…)





5. Cómo arreglar una escuela rota? (o ¿por qué aceptar que nuestro centro tiene alumnos con resultados bajos?)





6. Adelante con la revolución del aprendizaje (el siempre inefable Ken Robinson)





7. Chicos, ¡encargaros vosotros! (la versión educativa del “¡podemos!)





8. Qué pueden aprender los adultos de los niños (pues sí, por fin las cosas claras, ¡tenemos tanto que aprender de ellos!)





9. Cómo aprender de los errores (y es que equivocarse no es delinquir, es una parte del proceso de aprender)





10. Nuestras escuelas que fallan. ¡Basta! (un grito para cambiar las cosas).






Pues sí, son increíbles. Eso sí, si no entiende el Inglés deberá utilizar los subtítulos. Pero ¡vale la pena!

(Y si se mueve con el Inglés, aproveche la oportunidad de conocer el sitio original “stateoftheart”)





(1*)
http://stateoftheart.creatubbles.com/2015/10/28/10-great-ted-talks-every-educator-should-watch/
La imagen está tomada de la entrada original en stateoftheart.







































lunes, 16 de noviembre de 2015

¿Cuánto debe durar un vídeo educativo?

- ¡Menos!, Hágalo un poco más breve.



Pero si queremos aparentar más seriedad, y nos referimos a vídeos instruccionales, en la red, nos encontramos con varias respuestas:

La respuesta rápida: 
- Dos minutos
Con esa duración quizás sólo pueda conseguir presentar una idea. Pero es casi seguro que conseguirá no aburrir al que lo vea (¡aunque algunos vídeos en Youtube aburren con sólo 1 minuto!). Y eso, conseguir que su clip de vídeo no sea aburrido, tratándose de algo “educativo”, ya es un logro.

La respuesta prudente: 
- Cinco minutos
Tiene tiempo de contar lo que quiere y, con poco que se esfuerce, se verá casi entero. Bueno, algo es algo. Incluso puede motivar y emocionar.

La respuesta desafortunada: 
- Lo que necesite.
Es una mala idea porque normalmente no está pensando en lo que necesita el “espectador” sino en lo que necesita el que realiza el vídeo. O peor, lo que necesita el profesor o profesora que prepara contenidos para ese vídeo. Y ya saben, un profesor es alguien que puede emplear una hora en contar algo para lo que le habrían sobrado 2 minutos.

La respuesta ilusa: 
- Quince minutos
La verdad es que es muy probable que no, que sus estudiantes no lleguen al final. Le queda una opción: plantee actividades durante el vídeo y para después del vídeo (si no se las “copian” unos alumnos de otros). Puede plantearles una ficha de preguntas, un problema a resolver o la indicación de que realicen anotaciones (multimedia) al vídeo. (1*)

La respuesta del “después”: 
- Depende de la historia
Un vídeo puede limitarse a contar una historia, una historia que engancha, que seduce, que interpela, que, cuando termina, nos deja con ganas de comentarla, de discutir, de buscar más. Son los vídeos “del después” como explicaba Joan Ferrés (2*).

La respuesta científica: 
- Menos de 6 minutos
Pero si queremos una respuesta “científica”, un estudio de Guo y Riubin (2014) en el que analizaron 6,9 millones de visionados de 862 vídeos vistos por 128.000 estudiantes. Su conclusión fue muy simple: “menos de 6 minutos” (3*).

La respuesta sensata
- Depende
Depende, claro, pero ¿de qué depende?

  • Del público
  • Objetivos
  • Tareas relacionadas
  • Estilo o género audiovisual
  • Modo en que se verá
  • etc.
Y es que en esto de la Educación, la Formación y la Enseñanza, pasa como con la salud: no hay una medicina universal que lo cure todo. Aunque un médico amigo siempre me repite su receta universal:
- Reposo y agua, mucha agua
Pues eso:
- ¡Menos!, haga que su vídeo dure menos.




(1*)
Monedero, J.J., Cebrián, D. & Desenne, P. (2015). Usabilidad y satisfacción en herramientas de anotaciones multimedia para MOOC [Usability and Satisfaction in Multimedia Annotation Tools for MOOCs]. Comunicar, 44, 55-62. http://dx.doi.org/10.3916/C44-2015-06

(2*)
Ferrés, Joan y Bartolomé, Antonio R. (1991). El Vídeo: enseñar vídeo, enseñar con el vídeo. México: Gustavo Gili.

(3*)
Guo, Ph., Kim, J. & Riubin, R. (2014). How Video Production Affects Student Engagement: An Empirical Study of MOOC Videos. En ACM Conference on Learning at Scale, Atlanta (Georgia), US, 4-5 marzo 2014.
Ver un resumen en:
https://www.edx.org/blog/how-mooc-video-production-affects#.VDZQur5rSrH


IMAGEN:
Pixabay:
https://pixabay.com/en/bored-female-girl-people-school-16811/
License: CC0 Public Domain
https://pixabay.com/en/service/terms/

lunes, 9 de noviembre de 2015

Fotos gratuitas y con licencia pública en 40 sitios.

Librestock es un buscador de imágenes y fotos en unos 40 repositorios en la Web. Es rápido y eficaz aunque quizás no pueda competir con el buscador de CC (1*). Se encuentra en:

http://librestock.com

Pero, ay, todo tiene un "pero". Aunque localicé el sitio a través de un blog francés y a pesar de lo que su nombre pueda sugerir, el dominio idiomático está en función de los repositorios de imágenes, y éstos son mayoritariamente anglosajones. Por ejemplo:

Resultados de búsqueda para "casa": 1 encontrada
Resultados de búsqueda para "maison": 1 encontrada
Resultados de búsqueda para "house": 783 encontrada

En el buscador de CC, sobre Flickr, "house" da más de 2.000.000 de resultados.




(1*)
Buscador de recursos bajo licencia Creative Commons, por si lo desconociera, está en:
http://search.creativecommons.org